Usuarios en línea

Tenemos 56 visitantes y ningun miembro en Línea

Búsqueda de productos

El huevo y la salud

Valoración del Usuario:  / 0
MaloBueno 

Vamos a ver diversos aspectos importantes sobre el huevo y la salud: Trataremos sobre el mito del colesterol, la salmolelosis, cantidad de huevos que se pueden consumir y diferencias nutritivas entre los tipos de huevos.

El huevo y la salud

Respuesta al mito del colesterol

  • El colesterol es necesario para la vida y el normal funcionamiento de nuestro organismo. Gran parte del que necesitamos es producido por el hígado, que regula su fabricación en función de las necesidades.
  • En el nivel de colesterol en la sangre influyen factores como la predisposición genética y algunos hábitos no saludables (vida sedentaria, consumo de tabaco, estrés, etc).
  • En el control de la colesterolemia también influyen el aporte de vitaminas y minerales, el contenido en ácidos grasos saturados y poliinsaturados y la relación entre ambos en la dieta total.
  • El miedo al colesterol conduce a veces a medidas restrictivas en la dieta que pueden llevar a situaciones de desequilibrio nutricional.
  • Un huevo de tamaño medio contiene entre 214 y 220 miligramos de colesterol. Sin embargo, debido a su contenido en fosfolípidos, que interfieren en su absorción, este colesterol tiene poco efecto sobre el nivel de colesterol en sangre.

 

Por tanto, en personas sanas, el consumo de un huevo diario es compatible con una dieta cardiosaludable, cuidando que el consumo de grasa saturada y otras fuentes de colesterol no superen los niveles recomendados.

Si usted tiene problemas de exceso de colesterol debe consultar a su médico.

¿Cómo prevenir la salmonelosis?

El huevo es un alimento sano en su origen. Un huevo fresco, limpio, procedente de ponedoras sanas, recogido y manejando en condiciones higiénicas adecuadas, no alberga salmonela en su interior. Por lo general la salmonelosis se produce debido a una manipulación y conservación incorrectas del huevo o de otros alimentos.

 

Para evitarla:

  • Compre huevos con la cáscara intacta y limpia.
  • Mantenga limpias las manos y utensilios de cocina.
  • No casque el huevo en el borde de los recipientes donde lo vaya a batir y lave bien el recipiente de batido antes de volver a usarlo. No separe las claras de las yemas con la propia cáscara del huevo. . .
  • La adecuada cocción de los alimentos destruye las posibles bacterias contaminantes, por eso es conveniente cuajar bien las tortillas.
  • Conserve los alimentos frescos o cocinados en el frigorífico, especialmente en verano, y consúmalos en las 24 horas siguientes a su elaboración.

 

¿Cuántos huevos se pueden consumir a la semana?

Para un niño, persona de tamaño pequeño o mediano o inactiva, podría ser conveniente un consumo de 3-4 huevos la semana, mientras que una persona corpulenta, o físicamente activa, podría consumir hasta 7 huevos a la semana.

 

¿Qué diferencia nutritiva hay entre los distintos tipos de huevos?

La composición nutritiva del huevo no depende de la forma de cría de la gallina. Tampoco de la cáscara, blanca o morena en función de la raza del ave. Mediante una alimentación especial se puede enriquecer el huevo en determinados nutrientes (algunos ácidos grasos o vitaminas).

Social Media

FacebookTwitterLinkedinPinterest
Pin It

Carro de compra

 x 
Carro vacío

Imagen aleatoria

cartones de huevos.jpg

Boletín de noticias